Metodología en educación infantil

Metodología del proyecto educativo

En la actualidad, constituye un interés socialmente compartido el educar no sólo para unos determinados roles, sino también para la convivencia pacífica y democrática, para la participación en la educación, para el respeto a los demás y el reconocimiento de la igualdad entre las personas, para la salud y la protección del medio ambiente, y no en último lugar, para el ocio y la cultura. Es por este motivo que nuestra metodología de educación infantil tiene tan buenos resultados.

Desarrollo Equilibrado

Creamos un clima de mutua confianza que permita al niño desarrollarse, iniciarse en la vida en sociedad, entregarse al descubrimiento, dirigirse cada día hacia una toma de conciencia más clara de sus posibilidades y de sus responsabilidades como parte integrante.

Pretendemos que el desarrollo del niño sea armonioso y completo, considerado como un ser integral con diferentes dimensiones: cognitiva, psicomotriz, social, creativa, afectiva, comunicativa… El desarrollo de todos y cada uno de ellos, sin establecer prioridades, salvo las que genere la propia individualidad.

El juego

Una de las experiencias reales más profunda que el niño vive es el juego, pero no un juego espontáneo, sino lleno de intencionalidad.
El juego supone experimentar situaciones, representar papeles, solucionar problemas, poner al niño propia acción, manejar y mejorar los recursos comunicativos y esa es nuestra intención al programar el juego en esta escuela.

Aprendizaje gradual y social

Es necesario partir del desarrollo del alumno, respetando su momento evolutivo y sus posibilidades de razonamiento y aprendizaje que imponen tanto la edad del niño como las peculiaridades de cada uno. Así, relacionando los nuevos conceptos, actitudes y procedimientos, el contenido de aprendizaje será potencialmente significativo y el alumno tendrá una actitud favorable para aquello que le queramos ofrecer.

Este aprendizaje no es estrictamente individual sino que la intervención educativa es un proceso de actividad entre profesor-alumno y alumno-alumno. Se aprende por socialización. Se implementa un conjunto de actividades que el niño es capaz de realizar con ayuda y colaboración de las personas que le rodean.

Por medio de los procedimientos posibilitamos al alumno para aprender a aprender, es decir a desarrollar sus posibilidades de aprendizaje por medio de la mejora de las técnicas, destrezas, estrategias para lograr el conocimiento.